La marca USA en peligro de no ser lo que era

Con un impresionante triunfo electoral, Donald Trump ha estampado su nombre en letras de oro en la marca de los Estados Unidos o USA. La superpotencia del poder blando, que produce gran parte de la música más sonada en el mundo, las películas y la tecnología,  eligió un presidente que es muy impopular entre los aliados de Estados Unidos a nivel internacional.

Donald Trump nuevo presidente de EE.UU

Donald Trump nuevo presidente de EE.UUEsta sorpresiva elección de Donald Trump podría tener efectos de largo alcance para la imagen de Estados Unidos y con consecuencias potenciales para sus empresas, universidades y el turismo.

La mayoría de los extranjeros que presumiblemente pueden diferenciar entre la política y la gente, y los artistas más conocidos de Estados Unidos respaldaron abrumadoramente a Hillary Clinton.

Y es que la presidencia misma ha sido durante mucho tiempo clave para la imagen global de la marca USA, con películas populares y series de televisión como Air Force One y The West Wing, que representan a presidentes de altos principios, y embajadas de todo el mundo haciendo fiesta para mostrar estar de acuerdo con la transición pacífica del poder en Estados Unidos.

Hillary Clinton la más votada por los artistas del cine y de la música

Pero el duro tono de la campaña y las protestas que siguieron a la victoria de Trump ya se están haciendo de notar, ya que primeramente es inquietante para el público global, ver a Trump ser duro y grosero, en especial con los extranjeros: diciendo que va a darle a China una lección o que China ha ultrajado la economía estadounidense o decir que los aliados de la OTAN son un peso muerto.

Sin embargo, la gente de todo el mundo reconoce que esta versión americana de hacer política ya se ha producido en muchos países de la mano de líderes populistas.

EEUU fue muy popular con Obama

primer presidente afroamericanoLa imagen exterior de los EE.UU. había cambiado drásticamente en los últimos años. Exceptuando el mundo musulmán, una gran mayoría de los principales países del mundo ha visto constantemente a los Estados Unidos de un modo favorable desde que el presidente Barack Obama asumió el cargo en 2009.

La popularidad de los EE.UU. con su primer presidente afroamericano fue un cambio notable después de una amplia crítica al país entre los aliados europeos por la invasión de Irak del antipático presidente George W. Bush.

Trump, un magnate descarado que se ha jactado de manosear a las mujeres y no tiene experiencia en el gobierno, tiene una imagen extremadamente baja en gran parte del mundo, con Rusia como rara excepción.

Los aliados incondicionales como Francia, Alemania y Japón muestran su desconfianza en Trump.

¿Un golpe al turismo?

El declive de la imagen de Estados Unidos podría ser especialmente grave en la industria de los viajes y el turismo, que ha estado creciendo de manera constante desde 2010.

Los Estados Unidos el año pasado fue el mayor receptor de turistas extranjeros después de Francia, con una industria del turismo que representa 7,6 millones de puestos de trabajo, directa o indirectamente.

Ahora Trump ha pedido la prohibición de todos los visitantes musulmanes y una pared para bloquear la frontera con México, la mayor fuente de visitantes para los Estados Unidos, después de Canadá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *