Cata de vinos en Barcelona en 4 pasos

Una cata de vinos en Barcelona es el tipo de experiencia que no debemos nunca perdernos, ya que imagínate que estás en medio de una cena de lujo y estás tratando de impresionar a tu cita. No puede faltar el vino y aquí es cuando comienza el proceso de adivinar, así que pides lo que crees que es una buena botella de vino.

Una cata de vinos en Barcelona te ayudará a elegir un buen vino

El camarero a continuación te sirve una pequeña muestra y pruebas sin saber si estás expuesto a un fraude ya que no sabes si la botella de vino es buena o no.

Aquí te daremos una serie de consejos para que no tengas que volver a fingir de nuevo, así que toma en cuenta estos cuatro pasos para disfrutar de una buena cata de vinos en Barcelona.

Claro está, una vez que comprendas este arte, vas a poder diferenciar un vino bueno de uno malo. Ya no tendrás que devolver un vino solo porque no te gustó su sabor, sino que lo devolverás porque no huele bien o porque el sabor es un indicativo de que el vino no está en buen estado.

Paso 1: evaluando el vino desde su aparición

Lo primero que tienes que hacer es fijarte en el color del vino, ya que este aspecto te va a decir mucho de su calidad y hasta la procedencia del mismo. Una vez recibas el vino, debes contrastar el color con un fondo blanco que puede ser una servilleta o un mantel. Te recomendamos que inclines un poco la copa para que puedas apreciar mejor el color.

La gran mayoría de los vinos jóvenes tienen un color morado oscuro y a medida que pasan los años, y el vino se vuelve más añejo, notarás un color ladrillo o pálido. El color también te dice el tipo de uva que fue utilizada, por ejemplo, el tipo Pinot Noir es más pálido que el resto.

Esta prueba de color también es válida con los vinos blancos, ya que sus colores se profundizan a medida que van pasando los años. También hay una gran diferencia de color entre los vinos de climas fríos y los de clima cálido.

Paso 2: el olor

Ahora es el momento de remover la copa el vino para que tome aire, ya que a medida que el vino vuelve a reposar debes colocar la nariz muy cerca de la copa y hacer una inspiración profunda. Los olores van a depender de la edad de del vino: en el caso de los vinos jóvenes son afrutados y con los vinos añejos los aromas son más complejos y terrosos.

Paso 3: el sabor

Todo viene dado por la sensación que percibes en la lengua al realizar esta cata de vinos en Barcelona. Cuando lo tomes no es como beberse una gaseosa o una cerveza, tienes que ir probando el vino poco a poco y a sorbos. A medida que está en la boca, debes pensar en el volumen y cuerpo del vino, así que ten en cuenta que todos los vinos tardan en activar el sabor una vez que están fuera de la botella.

Paso 4: acabado

Calcula el tiempo que el sabor del vino se queda en tu boca durante esta cata de vino, ya que mientras más tiempo quede el sabor en tu boca será un indicativo de calidad superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *